domingo, 4 de diciembre de 2016

Fidel ahora lucha desde Santa Ifigenia

Ya está Fidel, el nuestro y del mundo, en el altar sagrado del cementerio Santa Ifigenia. Y allí, la gloria histórica en reposo, que es lo mismo que decir en pie de lucha, lo recibe.
Como madre protectora, Mariana Grajales quiso tocarlo antes que nadie. A él no tendrá que mandarlo a empinarse, ese hijo que hoy, 4 de diciembre, llega a su regazo empinó a un país, una tradición de lucha, una filosofía de vida, un canto sentido a lo más noble del ser humano.
Encabezan la guardia de honor los generales libertadores Guillermón Moncada, José Maceo y Flor Crombet, les siguen en una enorme fila, solemne y de rostro iluminado, sus compañeros del Moncada, del Granma, de la lucha clandestina, del Ejército Rebelde, del internacionalismo.
Todos visten de verdeolivo, en señal de que irán a su lado, sin importar el cruce de épocas o si lucharon con un machete o un fusil, sobre un caballo o desandando la Sierra Maestra.
Camina, camina lentamente, mira a su alrededor, siente el Sol; a los que lloran les pide sosiego, tranquilidad. La mayor prueba de que vive es estar precisamente allí, donde tantos hombres y mujeres que admiró combaten, alertan, no dejan morir el espíritu de lucha de este país, y actúan como lo que son, el más leal y valiente escuadrón de refuerzo.

viernes, 2 de diciembre de 2016

Te vi mi Comandante (+Fotos y video)

Nunca había estado tan cerca de ti. A mis 32 años tuvimos nuestra primera conversación frente a frente. Te vi pasar con tu traje impecable de guerrillero, con tu gloria a cuestas, que es la nuestra, porque así viviste, entregado a Cuba.
Te esperamos miles, sobre todo los niños.
"Mami, ya no quiero más la televisión, llévame a verlo en vivo", instó temprano a su abuela el pequeño que delante de mí estuvo más de cuatro horas en vigilia. Casi fue el primero en decir: "¡Miren el helicóptero!"
Y si alguien comentaba que le dolían las piernas, terminaba la expresión con un: "Pero de aquí no me voy, este es un día del que les contaré a mis nietos".

miércoles, 30 de noviembre de 2016

Hay que estudiar a Fidel

Seguramente fue aquella primera vez, cuando sus padres lo llamaron para detrás del escaparate. Tanto misterio tenía un objetivo: escuchar a Fidel desde la Sierra Maestra por las ondas clandestinas de Radio Rebelde. Seguramente ahí fue cuando el Líder de la Revolución Cubana conquistó la lealtad de aquel pequeño.
El infante de entonces es hoy Recaredo Rodríguez Bosch, Doctor en Ciencias Pedagógicas y profesor titular de la Universidad de Las Tunas. Supe de su estudio sobre el concepto de Revolución dado por el Comandante en Jefe, esa declaración que se nos ha vuelto por estos días, firma y compromiso; y salí a la entrevista.
Encontré al “profe” emocionado, poniendo en la red de redes un mensaje: “Quién dice que la esperanza o el futuro puede morir, si Fidel es el futuro, es la esperanza”.
La investigación nació hace años, pero en los últimos cuatro, sobre todo en el  2016, ha enriquecido su corpus científico. “Me puse a indagar los aportes teóricos de la filosofía del siglo XX al Marxismo, y hallé en ese axioma una contribución extraordinaria.
“Lo da en mayo del 2000, en un momento de madurez de su pensamiento, de esplendor en el quehacer como estadista. Hay en esas palabras verdadera síntesis de sabiduría política y una guía sin límites para conducirnos. Te enseña en primer lugar a tener sentido del momento histórico, y entender muy dialécticamente que hay que cambiar todo lo que debe ser cambiado, no es todo, solo aquello necesitado de cambio.

domingo, 27 de noviembre de 2016

Nueve días para resembrar a Cuba

Alejandro apenas está en segundo grado, y ya tiene claro algunas cosas importantes. Una de tantas lo llevó a no necesitar muchas explicaciones cuando vio a su mamá llorar y ella le dijo: "Mi niño, se murió Fidel".
La primita que estaba en casa sí pidió definiciones, él se ocupó: "Mi mamá llora porque se murió nuestro Líder". Alejandro sabe de dónde le viene su nombre, pero ahora ese origen lo desea gritar más fuerte: "Mamita, me quiero llamar Fidel Alejandro". "Está bien, cuando venga papá le contamos".
Mirtha, mi vecina, hace pocos días perdió a su papá. Ayer fui a llevarle una flor para el retrato que recuerda su pérdida. Me recibió con: "Hoy he llorado por los dos, mi padre es mío, Fidel del mundo".
Y yo supe de hombres de mi familia que se les escuchó un quejido hondo al saber la noticia, los mismos a los que he visto exigirles a sus hijos que no lloren, pues "los hombres no lo hacen".
Son solo algunas historias de las muchas que inundan a Cuba y el universo ahora mismo. El dolor se multiplica ante la pérdida física del Comandante en Jefe. Duele en lo profundo, lo querido, lo cercano, espacios suyos bien ganados en nuestro interior.

domingo, 20 de noviembre de 2016

El mago Píter en la memoria del Festival Ánfora

Otro momento de homenaje a su fundador, José Reynerio Valdivia Valdivia, el mago Píter, vivió este sábado el XXI Festival de Magia Ánfora, cuando todos los participantes peregrinaron hasta su tumba.
Fue un momento solemne, pero también para recordar de manera íntima y hasta informal al maestro que tuvieron cerca, fallecido en enero último, víctima de cáncer.
"El primer espectáculo que montamos los egresados de la escuela de magia organizada por él, lo inauguramos en la casa de cultura Tomasa Varona, y se presentó allí durante nueve noches, siempre abarrotado de público y bajo agua.
"Luego nos fuimos de gira por todas las provincias, estábamos casi al salir de viaje cuando llegó un muchacho experimentado en la magia con un castillo de cartas. Ese número yo no lo dominaba y como la rutina que llevaba era con naipes, Píter al verlo se le metió en la cabeza que yo debía aprenderlo.
"Y yo 'mire que nunca lo he hecho΄ y él 'hazlo, prueba, ensáyalo un momentito΄. Insistió tanto que hasta que lo logré no estuvo tranquilo", narra a La Rendija Fernando Rodríguez, integrante del dúo Los Dóbel, el único ilusionista fundador de la escuela y de la compañía Huracán Mágico, también formada por Píter, que vive actualmente en Las Tunas.

viernes, 11 de noviembre de 2016

Muñes…para atraparte mejor

En coautoría con Yelaine Martínez

Ya no son Lolek y Bolek, el lobo de “me las pagarás”, o David, el gnomo; ahora se llaman Dora, la exploradora, la princesa Sofía, la Doctora Juguete y todo puede ocurrir Bajoterra.
Los animados siempre van a estar ahí, custodiando la infancia generación tras generación, a veces con más protagonismo del necesario, sobre todo ahora que las nuevas tecnologías les abren puertas infinitas.
Hasta aulas de segundo grado de la escuela Jesús Argüelles Hidalgo, en la ciudad capital, se fue este equipo de prensa. Escogimos esa edad porque los niños al tiempo que muestran apego a los “muñe” saben escribir y podían redactar la respuesta. Encuestamos a 70 alumnos, preguntamos por su audiovisual de este tipo preferido y las razones de la selección.
Entre las 36 hembras lo más votado fue Dora, Sofía y las Barbies, notemos la tendencia a los personajes femeninos. Las escogieron en el caso de la primera por cómo les enseña inglés y a jugar; la segunda por su valentía, amabilidad, los amigos, las buenas acciones como decir la verdad, y claro, porque “tiene un conejito y a mí me gustan los conejos”; y en la tercera elección se habla de magia y preocupantemente también de mantener un estilo a toda costa.

sábado, 5 de noviembre de 2016

Odin Teatret, dios luz (+ Fotos)

Para una ciudad que solloza a cara descubierta por no contar con un activo y diverso movimiento teatral, recibir en sus predios a la compañía de Dinamarca, Odin Teatret, referente de las tablas contemporáneas, parecía pura ilusión.
Pero hay sueños, como la más enamorada comedia romántica de Hollywood, que se cumplen. Y si mucho le sirvió eso que perfectamente podemos llamar bendición, fue para ilustrar a niveles extraordinarios cuánto rigor se necesita en el montaje de una puesta, cuántas infinitas posibilidades de creación están ahí, ante los ojos sensibles. 
En un estimulante viaje al interior de algunas de las marcas expresivas del grupo con relación a la música, se erigió la presentación. La teatralidad de los instrumentos, los matices de la voz, los gestos y otros movimientos corporales fueron subtemas desplegados magistralmente por Jan Ferslev, integrante de la agrupación danesa hace casi tres décadas y que representó para el público tunero el espectáculo demostración Quasi Orfeo, el actor músico.
“No trabajamos con emociones, sino con una técnica corporal que crea emociones. Hablamos de una partitura física y otra vocal”, apuntó, y eso lo vimos cuando sus manos y pies danzaron sin danzar y a veces cantó sin cantar, al explorar posibilidades discursivas en su desplazamiento escénico y en los sonidos armónicos que salían de la boca.