viernes, 15 de septiembre de 2017

Tiempo de ciclones


Esa expresión que tanto nos place decir: “Sin pérdidas de vidas humanas”, Irma se la llevó en su viento furibundo, al que le hicieron el juego la indolencia, la indisciplina social y la fatalidad. Y no digo la consabida situación del fondo habitacional, porque sería casi injusto mencionarlo ante las múltiples posibilidades de evacuación que siempre abre la Defensa Civil y cientos de hogares solidarios.

Nadie murió en Las Tunas, pero en otras provincias sí. Duele igual, sobre todo al imaginar lo fácil que hubiera sido evitar tamaña desgracia. Nadie murió en Las Tunas, pero perfectamente pudo haber sucedido, porque en plena “ventolera” no fue raro sentir a varios desandando las calles, olvidando que a esa hora cualquier elemento se puede convertir en proyectil.

martes, 25 de julio de 2017

Soto, sin fecha de caducidad

Ahora lo sé. Cuando un periodista entrevista a otro corre el riesgo de que inspirados por la plática la escena termine en: "No se grabó todo lo que conversamos", sin importar la altura de los pasajes que repasaron juntos.
Tan buen diálogo puede darse que nadie recordará mirar la grabadora, y de tomar notas menos, pues no te hallarás en plena faena laboral, sino solo y divinamente, conversando entre amigos. También sucede que dialogar con Juan Soto Cutiño, uno de los más carismáticos profesionales de la prensa tunera, puede resultar pura aventura y eso suma emotividades.
En la carrera lleva nada menos que 48 años y me aseguró que de jubilación "nada por ahora". Si hacen una encuesta en 26 nadie quiere verlo partir, porque él siempre anda con su agenda bajo el brazo, una sonrisa en los labios y tantas historias...

jueves, 1 de junio de 2017

Niños que me habitan

Intenté que la fiesta fuera para ellos, pero terminó siendo para mí. Gocé de lo lindo.
Se me ocurrió recomendarles a los niños de mi barrio, justo a ellos, que aprovecharan la infancia. Lo hice temiendo que los padres me lincharan, pero debía advertirles. Yo extraño tanto mis subidas a la mata de guayaba.
Les propuse que si sabían escribir hicieran un diario, donde confesaran las vivencias cotidianas, porque al crecer tendemos a olvidar.
Recuerdo que dije: “Muchos pensadores comparan la niñez con un borracho, todos se acuerdan de lo que hiciste, menos tú”. Rieron con mi chiste, pero Bragdiel, de 8 años, me miró cariacontecido, levantó su mano para intervenir como si estuviera en el aula y soltó: “¿No será mejor decir embriagado?”.

sábado, 13 de mayo de 2017

Jornada Cucalambeana en pleno Vedado…3 (+fotos y video)

Un largo recorrido nos lleva hasta Vedado 3. El terreno y la huella en los zapatos delatan la novedad: luego de mucho, mucho tiempo, ha llovido por aquellos lares.
Nos recibe quién debe. El profesor Guillermo Castillo y sus niños de la escuelita primaria Julio Antonio Mella, el plantel donde la totalidad de los alumnos cantan décimas, aprenden sonidos y palabras nuevas a través de redondillas y los consolidan con la estrofa nacional. Dominan de cinco a seis tonadas.
Solo un capítulo del legado de Castillo, autor del libro Ortodecimante, convertido en CD-DVD por Bis Music y hoy en los colegios del país para enseñar a escribir correctamente mediante el verso octosílabo.
“Para mí la décima más que tradición, es un recurso inteligente”, aclara a sus compañeros de viaje en el coche que nos deja justo en el corazón del guateque, donde asegura, está todo listo. En el cielo empieza a “armarse agua”, pero nada parará el convite luego de tanto empeño, de bafles trasladados bajo aguacero, de aserrín tirado sobre el fango.

lunes, 8 de mayo de 2017

Jornada Cucalambeana en meditación (+video)

Medio siglo. 50. Hermosa edad, esa en la que ya se ha vivido suficiente como para saber qué es lo importante y lo que no. Desde miradas mitológicas, religiosas y de la numerología constituye un guarismo relevante; indica, dicen, un salto superior, la fusión entre cuerpo y alma, mente y espíritu.
A tan ilustre cantidad de años llega en el 2017, del 28 de junio al 2 de julio, la Jornada Cucalambeana, la novia más fiel de la campiña, que no abandona su puesto de guardiana del patrimonio campesino. Allí se encontró a sí misma, y cualquier lobreguez que la aleje de ese trono, la espanta, enfurece, lastima.
Desde hace varias semanas, comenzaron los preparativos últimos para esta convocatoria, bajo la supervisión expresa de las máximas autoridades del Partido y el Gobierno en el territorio.
Representantes de sectores diversos como las empresas Eléctrica, Etecsa, Comunales, Transporte, Forestal, Mantenimiento Constructivo, Vascal, Gastronomía y de Alojamiento dan parte de las responsabilidades otorgadas, los aseguramientos para que el jolgorio luzca sus mejores tonos.

viernes, 5 de mayo de 2017

¡Vamos a AvivArte!


Qué somos sino átomos dispersos, necesitados de conectar con el otro. Al hacerlo, bien se ha visto, aparece la maravilla. El reparto La Victoria, en esta ciudad capital, desde hace 12 meses acoge una aventura que busca ese encuentro.
El sueño, aunque apenas comienza, le llegó el 30 de abril del 2016, cuando nació el proyecto comunitario AvivArte y plantó la idea de elevar la calidad de vida de los que residen por aquellos lares. En primera fila, dos aliados, el arte y la Educación Popular.
Desde que Annia Salgado Peña, amante de la música, y Eddy Reyes Uliver, hombre de la plástica, colaboraron con la experiencia sociocultural Callejón de la Ceiba, imaginaron algo así para su barrio, allá, en la calle 49. Y de tanto idearlo, sucedió. Hoy, su casa, la número 28, cada tarde de sábado se convierte en laboratorio de creación de la zona.
Si acudimos a la cita, no sabremos qué escoger. Nos gustará acompañar a la infante que monta un nuevo tema, o a los pequeños que modelan el barro, aprenden algunos trazos del rostro humano en las clases de dibujo o se deciden por tocar piano y flauta.

lunes, 1 de mayo de 2017

La toma del Balcón por los aztecas

Cuando cumplieron el primer aniversario, y el espectáculo de celebración llenó el teatro Tunas, le nació la total certeza de que aquello funcionaría. Una vez, debido a muchos obstáculos, quiso dejar el proyecto, pero cómo abandonar a los niños. 
“Ya yo me muero con ellos”, dice Adalberto Garcés Viamonte, minutos antes de que el telón de ese recinto se abra nuevamente para recibir a sus “hijos”, es decir, Los aztecas del Balcón, ahora para festejar el tercer cumpleaños.
Aunque varias madres intentan poner orden, los charritos, próximos a salir al escenario, andan inquietos. Corretean, se miran en el espejo, conversan, ríen y piensan en el homenaje que harán con sus voces a nombres ilustres de la tierra mexicana como Juan Gabriel, Vicente Fernández y Pedrito Fernández.
De esas figuras hablan como si se trataran de tíos o abuelos, los sienten cercanos, queridos. Quizás por eso no están nerviosos, por lo menos es lo que nos aseguran dos de los fundadores Yeinier Leandro Hechavarría Rodríguez y Luis Miguel Rodríguez Hernández. Ambos transitan por la adolescencia. 
Ninguno de ellos tiene cantantes en el árbol genealógico, pero desde la infancia amaron la música. Yeinier apenas conocía el repertorio de la tierra de Juárez, sin embargo, asegura haber encontrado belleza en sus notas. Mientras, Luis Miguel sí creció oyendo a clásicos del género y se decidió fácilmente, paso con el cual vino otro: los llantos de su mamá cuando lo ve empinarse en el escenario.