viernes, 2 de diciembre de 2016

Te vi mi Comandante (+Fotos y video)

Nunca había estado tan cerca de ti. A mis 32 años tuvimos nuestra primera conversación frente a frente. Te vi pasar con tu traje impecable de guerrillero, con tu gloria a cuestas, que es la nuestra, porque así viviste, entregado a Cuba.
Te esperamos miles, sobre todo los niños.
"Mami, ya no quiero más la televisión, llévame a verlo en vivo", instó temprano a su abuela el pequeño que delante de mí estuvo más de cuatro horas en vigilia. Casi fue el primero en decir: "¡Miren el helicóptero!"
Y si alguien comentaba que le dolían las piernas, terminaba la expresión con un: "Pero de aquí no me voy, este es un día del que les contaré a mis nietos".

Te vi pasar y me hablaste de la ruta por lo más noble de la Isla, sus sentimientos. De los "Te quiero", "Hasta siempre" y "Yo soy Fidel". Amor con amor se paga escuchaste decir y te conmoviste. ¡Ah Comandante!, esa modestia tuya.
Te vi pasar y me dijiste del momento más sagrado hasta ahora, aunque es difícil escoger. Cabalga en tu pecho, te alienta e ilumina: el reencuentro con el Che. La mañana los sorprendió pensando nuevos triunfos para la nación que hoy se hizo grito de fe en Las Tunas.
Aquí estuvo también aquella ancianita de la acera contraria. Pensaba que en cualquier momento se sentaría, te confesé que anduve la mañana entera preocupada por ella, si tomó agua, si comió. No se sentó nunca, cargó una bandera en sus manos y de allí nadie la pudo mover.
"Ya está cerca", nos alentaban los militares. Ellos sabían que esos adelantos nos harían esperar hasta la noche si era preciso.
Te vi pasar, conversamos y fue como si lo hubiéramos hecho cientos de ocasiones antes. Qué cosa digo yo, si es eso precisamente lo que me ha unido a ti, las tantas veces que te he preguntado, y jamás ha faltado tu respuesta.









No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada